UNAS 400.000 PERSONAS PADECEN ESQUIZOFRENIA EN ESPAÑA

d7cf1ceb6f241daa19b9cc11c77c6f8eca33e774b5ba2a78a0385d30a3771c4d

Psiquiatria.com

AREAS TEMATICAS

TRATAMIENTOS

28 abril,  2015

MADRID, 28 Abr. (EUROPA PRESS) –

La esquizofrenia afecta aproximadamente al 1 por ciento de la población adulta de Europa y Estados Unidos, lo que supone unos que 4,4 millones de pacientes diagnosticados de los cuales 400.000 son españoles, según los datos del Centro de Investigación Biomédica en Red de Salud Mental (Cibersam).

f70fb3a1705cfcd6596b420ca334b004

Aunque el número de pacientes afectados es menor al de patologías crónicas como puede ser la diabetes o la hipertensión, lo cierto es que actualmente es la tercera causa de discapacidad entre la población de 15 a 44 años de edad. Lo que supone, según el profesor David McDaid, coordinador de la Red Europea de Economía en Salud Mental, que conlleva una gran carga económica.

El coste de la esquizofrenia en España es similar al de la diabetes, unos 8.000 millones de euros con la diferencia que “la diabetes afecta a tres millones de personas y la esquizofrenia solo a 400.000. Esto nos permite hacernos una idea” de la carga económica, sugiere el experto, quien ha participado en el simposio ‘Meet the expert: Una nueva mirada a la esquizofrenia’, organizado por la Alianza Otsuka-Lundbeck.

El comienzo de los síntomas ocurre generalmente al final de la adolescencia o en adultos jóvenes. La edad media de un primer episodio es de aproximadamente 21 años en los hombres y 27 años en las mujeres. Además, hay que tener en cuenta la posibilidad de recaídas después de un primer episodio de esquizofrenia, aproximadamente un 16% sufrirá un nuevo episodio, entendido como un empeoramiento de los síntomas psicopatológicos así como de una rehospitalización al año y el 80% a los cinco años.

geo1_fig2geo6_ fig2geo6_fig3geo6_fig5

“El coste de controlar los problemas de salud física es el doble en personas con esquizofrenia. Porque una mala salud física les lleva a tener una peor calidad de vida, a que aumenten sus ingresos hospitalarios con los años y no tanto por su esquizofrenia sino por los problemas asociados”, expone McDaid. De hecho, según el experto, se estima que las personas con esquizofrenia viven de media unos 20 años menos que la población general.

PARA TRATAR LA ENFERMEDAD: VISIÓN DE CONJUNTO

a0725734f1895f832610de7ded4118b17680078bf0e4700c2cbd692ed83aaf9c

El objetivo de los expertos es conseguir que los pacientes pasen el mayor tiempo posible sin recaídas, por ello las líneas actuales de actuación entre los especialistas en esquizofrenia se están centrando en la intervención precoz e intensiva en esta fase de la enfermedad.

“Si queremos tener éxito en nuestro empeño de mejorar el tratamiento y el pronóstico de la esquizofrenia es fundamental tener una visión de la enfermedad en su conjunto y no solo a través de distintos aspectos específicos que la componen”, ha explicado el doctor Benedicto Crespo-Facorro, moderador del simposio, profesor titular de Psiquiatría en la Universidad de Cantabria y jefe de Sección en el Hospital Universitario Marqués de Valdecilla (Santander).

cerebrocortexEsquizofrenia Infantil

En este sentido, el Dr. Celso Arango, jefe de Servicio de Psiquiatría en el Hospital General Universitario Gregorio Marañón (Madrid) y moderador también del simposio, explica que si se logra toda una intervención global, tanto farmacológica como psicoterapéutica junto con la implicación de las familias, entre el primer y el segundo episodio psicótico, “se  podría llegar a modificar el curso de la enfermedad”.

esquizofrenia-1-638

En su opinión, “se evitaría que se produjera una cascada de eventos negativos a nivel cerebral así como la aparición de la toxicidad social, entendida como rechazo, pérdida de trabajo y estigmatización, lo que todo junto predice un peor pronóstico para el paciente”.

Otra iniciativa que podría ayudar a mejorar el tratamiento son las unidades de intervención inicial integrales desde los primeros episodios psicóticos, que ya existen en países como Reino Unido, Suecia, Dinamarca o Estados Unidos, pero que en España son testimoniales. Estas unidades, en las que se cuenta con las familias, los médicos y los servicios sociales, permiten que más pacientes se recuperen al tener menos recaídas, menos ingresos hospitalarios y un mejor funcionamiento.

“Estos recursos asistenciales han demostrado después de llevar más de 10 años funcionando que ahorran dinero al sistema público de salud. Es un buen ejemplo de cómo mejorar la calidad asistencial reduciendo costes”, afirma el profesor McDaid.

EL PAPEL DE LOS CUIDADORES Y NUEVO FÁRMACOS

95644f7b3c00d21afe66d15848e18c65120c21745064bcf9237107de98063485

El apoyo es fundamental porque el abandono del tratamiento antipsicótico pautado es la principal causa de recaídas en pacientes estabilizados, que se produce principalmente por la falta de conciencia de tener la enfermedad y de necesitar -por ello- un tratamiento. “También influye en este abandono la aparición de efectos secundarios limitantes y que interfieren en el desarrollo de actividades cotidianas en aquellos que sí siguen un tratamiento”, explica el doctor Crespo-Facorro, quien apoya el uso de fármacos con menos efectos secundarios.

3

Dentro de la visión global del enermo, se ha destacado también el papel de familiares y cuidadores. “Ellos demandan que se les tengan en cuenta. Porque no están valorados y no se les incluyen en las decisiones de los tratamientos de las personas que cuidan”, afirma Mary Baker, socióloga especializada en temas de salud mental y penúltima presidenta del European Brain Council.

Baker ha recordado que es importante que reciban apoyo, “porque es agotador cuidar a las personas que padecen un trastorno mental como la esquizofrenia”. Por ello, propone también realizar intervenciones con los cuidadores, que incluyan la mejora al acceso a los servicios de salud, la creación de redes de contactos entre familiares y responsables de personas con esquizofrenia y estrategias para minimizar el estigma y la discriminación, entre otras medidas.

ETIQUETAS →
__________________________________________
2b56d658737ca4c93b8d36a64110c7c0

Some 400,000 people suffer from schizophrenia in Spain

MADRID, Apr 28. (EUROPA PRESS) –

Schizophrenia affects about 1 percent of the adult population in Europe and the US, representing about 4.4 million patients diagnosed of which 400,000 are Spanish, according to data from the Center for Biomedical Research in Mental Health Network (Cibersam).

Although the number of patients is lower than chronic diseases such as diabetes or hypertension, the truth is that it is currently the third leading cause of disability among the population aged 15-44 years old. Which is, according to Professor David McDaid, coordinator of the European Network of Mental Health Economics, which carries a large economic burden.

The cost of schizophrenia in Spain is similar to that of diabetes, 8,000 million euros with the difference that “diabetes affects three million people and schizophrenia only 400,000. This gives us an idea “of the economic burden, suggests the expert, who has participated in the symposium ‘Meet the expert: A new look at schizophrenia’, organized by the Alliance Otsuka-Lundbeck.

The onset of symptoms usually occurs in late adolescence or early adulthood. The average age of a first episode is approximately 21 years for men and 27 years for women. In addition, we must take into account the possibility of relapse after a first episode of schizophrenia, approximately 16% suffer a new episode, defined as a worsening of psychopathological symptoms and a rehospitalization year and 80% at five years.

“The cost of controlling physical health problems is double in people with schizophrenia. Because poor physical health leads them to have a poorer quality of life, to increase their hospitalizations over the years and not for its schizophrenia but the associated problems, “explains McDaid. In fact, according to the expert, it is estimated that people with schizophrenia live on average 20 years less than the general population.

TO TREAT THE DISEASE: AN OVERVIEW

8d23a76e76c6cb8c6bf83ff551fb5b7c

The objective of the experts is to ensure that patients spend as much time possible relapse, hence the current lines of action between schizophrenia specialists are focusing on early and intensive intervention at this stage of the disease.

“If we succeed in our efforts to improve the treatment and prognosis of schizophrenia it is essential to have a vision of the disease as a whole and not only through various specific aspects of it,” said Dr. Benedicto Crespo Facorro, moderator of the symposium, Professor of Psychiatry at the University of Cantabria and Head of Section at the Hospital Universitario Marqués de Valdecilla (Santander).

In this regard, Dr. Celso Arango, head of Department of Psychiatry at the University General Hospital Gregorio Marañón (Madrid) and moderator of the symposium also explains that if an entire global intervention is accomplished, both pharmacological and psychotherapeutic with the involvement of families, between the first and second psychotic episode, “could eventually change the course of the disease.”

In his opinion, “it would prevent a cascade of negative cerebral level and the emergence of social toxicity, understood as a rejection, job loss and stigmatization events occurred, which all together predicts a poorer prognosis for the patient.”

Another initiative that could help improve treatment are units of comprehensive early intervention from the first psychotic episodes, which already exist in countries like Britain, Sweden, Denmark or the United States, but in Spain are testimonials. These units, in which it has with families, doctors and social services, allowing more patients to recover from having fewer relapses, fewer hospital admissions and better performance.

“These health care resources have shown after carrying more than 10 years working to save money to the public health system. Is a good example of how to improve the quality of care by reducing costs, “says Professor McDaid.

THE ROLE OF NEW DRUGS AND CAREGIVERS

593412e59f0a37b75e38c32fe5972c4a

The support is critical because the abandonment of scheduled antipsychotic treatment is a major cause of relapse in patients stabilized, which is mainly caused by the lack of awareness for the disease and need-for it- treatment. “It also influences this neglect the development of limiting side effects that interfere with the development of daily activities in those who do follow a treatment,” explains Dr. Crespo-Facorro, who supports the use of drugs with fewer side effects.

Within the overall vision of enermo, it has also highlighted the role of families and carers. “They claim that they are taken into account.Because they are not valued and are not included in decisions treatments caregivers, “said Mary Baker, specializing in issues of mental and penultimate president of the European Brain Council sociologist health.

Baker pointed out that it is important that they receive support, “because it is exhausting to care for people with a mental disorder such as schizophrenia.” Therefore also it proposes interventions with caregivers, including improving access to health services, networking contacts between family and responsible for people with schizophrenia and strategies to minimize the stigma and discrimination, among other measures .

TAGS →
Fuente:
Anuncios

UN NUEVO ESTUDIO SUGIERE QUE EXISTE UNA RELACIÓN ENTRE UNOS NIVELES BAJOS DE VITAMINA D Y LA DEPRESIÓN

Upward view of a smiling woman against the sunny sky d59722032b054019f7c1cca653bf087c cf7e5681796d31fd7d4ccdd68266ea4d

Psiquiatria.com

AREAS TEMATICAS

DEPRESIÓN

24  abril,  2015

Fuente: Psychiatry Research

Fecha: Marzo 2015

La revista Psychiatric Research publica un nuevo estudio que sugiere que existe una relación entre unos niveles bajos de vitamina D y la depresión, al menos en mujeres jóvenes que por lo demás están sanas.

ef11d9c0c59a61fdf90737172428cd9f ee5fa8cc526f61d5288c592c371aba6b e46415f0a1702c5ed4b2e69f102b8312

En la investigación, el equipo de David Kerr, de la Universidad Estatal de Oregón en Corvallis, Estados Unidos, encontró que las mujeres jóvenes que tenían niveles de vitamina D más bajos tenían una mayor probabilidad de mostrar síntomas de depresión clínicamente significativos a lo largo de un estudio de cinco semanas. Los resultados se mantuvieron incluso cuando los investigadores tuvieron en cuenta otras posibles explicaciones, como la época del año, el nivel de ejercicio y el tiempo pasado al aire libre.

f94d9e8000b9d85f45ffee74b63a6bf9 232204cdf4eaa6ba7707842e80c63ed7

De todos modos, tal como advierte el propio Kerr, la depresión tiene múltiples y poderosas causas, y si, como parece, la vitamina D forma parte del conjunto, es solo una pequeña parte del mismo. De todas formas, tal como él argumenta, dada la cantidad de personas que están afectadas por la depresión, cualquier hallazgo que pueda servir para combatirla mejor podría tener repercusiones importantes en la salud pública.

811c38a829ca94327caf6a3cb90d1389

La vitamina D es un nutriente esencial para la salud de los huesos y la función muscular. Su escasez ha sido asociada con una función inmunitaria disminuida, algunas formas de cáncer y disfunciones cardiovasculares.

56bc7754d5d4b12f0cb39e458cf131b9

El cuerpo humano crea su propia vitamina D cuando la piel de la persona es expuesta a la luz solar. Cuando el sol es escaso, situación común en ciertos países durante el invierno, la gente de estos lugares puede tomar un suplemento de vitamina D, o procurar consumir, en cantidades suficientes, alimentos capaces de reabastecer de vitamina D al cuerpo.

3025cbff8adefb5edbb156b3920a18a2

El estudio de Kerr se centró en mujeres jóvenes residentes en el sector de América del Norte conocido como Pacífico Noroeste porque, según las estadísticas, tienen un mayor riesgo de padecer tanto depresión como insuficiencia de vitamina D.

Para acceder al texto completo es necesario consultar las características de suscripción de la fuente original: http://www.psy-journal.com/home

Fuente:
_________________________________

e0ba10acb8a71b66189b37d017d25ef2

Associations between vitamin D levels and depressive symptoms in healthy young adult women

Highlights

3c2764123e7974f59c99a61a7fb2272f6e7c378621f2490bd939f26d7580d8a5

  • Depressive symptoms and vitamin D were measured in 185 healthy women across 4 weeks.
  • Significant symptoms and vitamin D insufficiency were common, and differed by season.
  • Initially low vitamin D levels were associated with clinically significant depressive symptoms across follow-up.
  • Between-subjects differences in depression by season were partially explained by seasonal changes in vitamin D.
  • Racial-ethnic differences in depression were partially explained by group differences in vitamin D levels.

Abstract

13504f6e2b946d642171589c0f16430b473dc8504af02c701042788a261d9670

There have been few studies of whether vitamin D insufficiency is linked with depression in healthy young women despite women׳s high rates of both problems. Female undergraduates (n=185) living in the Pacific Northwest during fall, winter, and spring academic terms completed the Center for Epidemiologic Studies Depression (CES-D) scale weekly for 4 weeks (W1–W5). We measured serum levels of vitamin D3 and C (ascorbate; as a control variable) in blood samples collected at W1 and W5. Vitamin D insufficiency (<30 ng/mL) was common at W1 (42%) and W5 (46%), and rates of clinically significant depressive symptoms (CES-D≥16) were 34–42% at W1–W5. Lower W1 vitamin D3predicted clinically significant depressive symptoms across W1–W5 (β=−0.20, p<0.05), controlling for season, BMI, race/ethnicity, diet, exercise, and time outside. There was some evidence that lower levels of depressive symptoms in Fall participants (vs. Winter and Spring) were explained by their higher levels of vitamin D3. W1 depressive symptoms did not predict change in vitamin D3 levels from W1 to W5. Findings are consistent with a temporal association between low levels of vitamin D and clinically meaningful depressive symptoms. The preventive value of supplementation should be tested further.

Fuente:

MARGARITA DURAS: EL AMOR,EL SEXO,LA LOCURA Y LA MUERTE

Literatura

548b52d60acc949636f674241774331414f6744 a6f6d60597ae73ba3094d84857597434

Marguerite Duras: el amor, el sexo, la locura y la muerte

Antón Castro|21/08/2014 a las 06:00

16 abril, 2015

9-EL-AMANTE_ampliacion

La autora de ‘El amante’ o ‘El arrebato de Lol V. Stein’ habría cumplido un siglo en 2014. Escribió del amor, del dolor, de la enfermedad, de la muerte, de la locura, y de los instantes felices de la vida. Amó a varios hombres. Fue ensayista, dramaturga, guionista y una gran novelista

maxresdefaultmarguertie-en-hyeres-001

Marguerite Duras (1914-1996) se bebió la escritura a tragos. Escribir era vivir y morir y resucitar a la vez. Escribir era enfrentarse a sus demonios y extirparlos para dejarlos al sol y al viento, en el corazón del papel. Escribir para ella era recordar, ahondar en los abismos de la memoria, enfrentarse al dolor y a la pérdida. Escribir era una misión, un mandato, una tentativa infinita. «Escribir: es lo único que llenaba mi vida y la hechizaba. Lo he hecho. La escritura nunca me ha abandonado», dijo. Y en ese cometido, que desarrolló con energía, logró lo mejor de sí misma: edificó, sombra a sombra, desgarro a desgarro, con placer y felicidad también, un universo literario que quizá sea el más importante y el más moderno de las letras francesas del siglo XX.

marguerite-et-jean-moreau-001marguerite-duras

Marguerite Duras, que nació hace un siglo en Gia Dinh, cerca de Saigón, en la actual Vietnam del Sur, es una de las cinco grandes escritoras de Francia con Marguerite Yourcenar, Simone de Beauvoir, Nathalie Sarraute y Françoise Sagan. Todas muy distintas y complementarias. Y quizá, en el fondo, ninguna tan desesperada como ella. Tan radical. Tan próxima al amor, la muerte, la locura, la enfermedad y el sexo. Ella siempre consideró capital el sexo:reivindicó una y otra vez el derecho al goce, al orgasmo, al cuerpo. Menuda, levantisca, indomable, a veces fue una mujer volcán, moderna, atrabiliaria, inteligente, capaz de escribir como a navajazos, con una frase cortante y seca. Con espasmos. O fogonazos de luz contra la noche. Practicó un estilo sincopado de frase corta, rasgada e intensa, con capacidad para alertar o demoler.

Su propia vida es la materia central de sus libros y de algunas de sus películas. En su niñez fue como una vagabunda subyugada por la soledad, el lodo y la lluvia, como contó en ‘Un dique contra el Pacífico’ (1950). Su padre, profesor de matemáticas, tuvo que marcharse a Francia y moriría pronto: quería habilitar una casa para toda la familia en la villa de Duras. De ahí el nombre de su hija escritora, que tenía otros cuatro hermanos. Dos de ellos eran antagónicos: Pierre parecía el demonio y Paul fue como un ángel fugaz; tenían una relación cómplice, casi incestuosa. Marguerite diría, enigmáticamente, que con Paul había vivido el amor total.

Más tarde, no se sabe bien si estimulada por su madre, que braceaba contra la adversidad, o por los azares de la vida, conoció a su amante chino, con quien descubrió la sexualidad, la fantasía; se asomó de golpe al deseo con la ansiedad de una madurez precipitada. Para entonces ya le había dicho a su madre que quería ser escritora. Se lo dijo a los 15 años. Ese relato del amante maduro, intenso y turbador, estaría como oculto en su cabeza. O estaría ahí, apresado, larvándose con las hojas y las imágenes del recuerdo, esperando ser contado: cuando escribió la novela ‘El amante’ (1984), se vivió todo un estremecimiento literario. Marguerite Duras exponía su verdad, su fuerza, la riqueza de su trastienda personal de fábulas turbulentas. ‘El amante’ fue como una consagración: la novela la llevó al cine Jean Jacques Annaud.

Celos y desamor

Para ese momento, ya habían pasado muchas cosas en la existencia de Duras: había estado casada dos veces, con Roger Antelme, que sufrió los excesos del nazismo y ella esperó día y noche, asomada a la ventana, bebida y desvelada, su regreso. Y con Dionys Mascalo, con quien tuvo un hijo. Con ambos vivió poco tiempo, aunque aprendió mucho. También vivió una dolorosa relación con Gérard Jarlot; dada su condición de seductor, le descubrió otro acento del dolor para su corazón y su cabeza: el diablo de los celos. Ese asunto aparecerá en una de mejores novelas: ‘El arrebato de Lol V. Stein’, que habla de una mujer enamorada locamente a la que desatiende el objeto de su amor. Y se queda en un puro naufragio. Otro libro especialmente sugerente es ‘Emily L’ y con él habría que citar otros títulos como ‘Escribir’, ‘El dolor’, ‘Destruir, dice’, ‘India Song’, ‘La impudicia’, ‘El caballero sentado en el pasillo’, ‘El mal de la muerte’ o ‘El amante de la China del norte’, una ampliación de su famosa novela que redactó al enterarse de la muerte de su pasado amor.

Marguerite dirigió y escribió guiones de cine. Redactó los suyos y adaptó textos de Jorge Semprún. Su libreto más conocido es también el más onírico: el de ‘Hiroshima mon amour’ (1959), que llevó al cine Alain Resnais. Pasó por épocas terrible de alcoholismo y de autodestrucción. Intentó suicidarse en alguna ocasión. Finalmente, se cruzó en su camino el joven Yann Andrea Steiner (1952-2014), que ha muerto hace unos días. Él, homosexual, se quedó fascinado por su personalidad, por su prosa, por su indolencia, quizá por su leyenda. Le escribió durante dos (otros dicen que cinco) años, diariamente, pero apenas recibió respuesta; cuando él se dio por vencido, ella le pidió que la fuese a ver. Así lo hizo y vivieron juntos hasta la muerte de Marguerite Duras, que le rindió un homenaje de amor y ternura en ‘Ojos verdes, pelo negro’, donde narra el relato de un hombre y una mujer que se citan cada noche en un cuarto frente al mar: no hay deseo. Él la quiere a su lado para que le ayude a conjurar el miedo y para que lo salve de la muerte. Ella le dijo poco antes de morir, en 1996: «Usted no es nada sin mí».

Marguerite Duras fue extraña, inabordable, frágil y fuerte a la vez. Laure Adler, tal vez su mejor biógrafa, resumió así su existencia y su poética: «M. D. jamás dejó de ser una mujer sublevada, indignada, una apasionada de la libertad. Libertad política, pero también libertad sexual». Quizá por ello, M. D. siempre pareció auténtica, feroz y sensible, de una vitalidad desbordada que le podía conducir al desafuero y a la autoaniquilación.
duras2
Fuente:
sachakalis_fineart12

_______________________

ELENA KALIS PHOTO

DARK WATER

samsung561samsung384sachakalis_fineart44 sachakalis_fineart33 sachakalis_fineart32 sachakalis_fineart30 sachakalis_fineart20 sachakalis_fineart19 sachakalis_fineart14 sachakalis_fineart15 sachakalis_fineart04 sachakalis_fineart07

http://www.elenakalisphoto.com

VENENOS PARA CURAR EL CEREBRO

f15bfdaa4b5f4720d80dc30fad3d4a06

NEUROCIENCIA

Investigadores españoles imitan tóxicos de abejas, escorpiones y arañas para desarrollar nuevos fármacos contra enfermedades neurológicas

9 NOV 2014 – 12:55 CET

Ernest Giralt con parte de su equipo en su laboratorio del Institut de Recerca Biomedica de Barcelona (IRB). / MASSIMILIANO MINOCRI

Hay algo que una simple abeja puede hacer mejor que muchas empresas farmacéuticas: llegar con su veneno al sistema nervioso central. Por eso algunos equipos de investigación estudian las sustancias que segregan avispas, abejas o escorpiones con la esperanza de desarrollar nuevos fármacos. En España, uno de esos equipos ha creado un nuevo tipo de moléculas a imagen y semejanza del veneno de abeja que podría servir en un futuro para tratar muchas enfermedades del cerebro, desde el alzhéimer a laesquizofrenia pasando por el cáncer.

Credit: Robert Ludlow. Wellcome Images

“Creo que somos el único grupo del mundo que está estudiando venenos para intentar llevar al cerebro nuevos fármacos”, explica Ernest Giralt, químico e investigador del Instituto de Investigación Biomédica (IRB), en Barcelona. Giralt coordina el programa de química y farmacología molecular en su instituto. Su especialidad son los péptidos, pequeñas proteínas como las que segregan algunos animales venenosos y que se pueden diseñar para que tengan propiedades a la carta.

Uno de sus proyectos es atacar los glioblastomas, tumores cerebrales muy difíciles de erradicar

6c9222d804f720eaffe3a9e7d85ad6da49e21e2e289548c4a835d74ad75c0f01

“Tu cerebro tiene tantos capilares que puestos uno detrás de otro medirían 600 kilómetros y ocuparían una superficie de 20 metros cuadrados”, explica. Todo ese entramado compone la llamada barrera hematoencefálica, un muro responsable de proteger a este órgano de virus, microbios y otros ataques. Esta muralla, dice Giralt, es la responsable de que “la tasa de éxito de los nuevos tratamientos para el sistema nervioso central sea tan patéticamente baja”.

Y la necesidad de llegar al cerebro es grande. Por ejemplo, en los últimos 50 años apenas se han creado nuevos fármacos contra muchas dolencias psiquiátricas. Mientras, enfermedades neurodegenerativas sin cura como el alzhéimer amenazan con convertirse en una epidemia en las envejecidas poblaciones de los países desarrollados.

e91e6a2f8d5060705e017bb1dfc760ef dd440e42ac16e58cd75f70e7b1387b7f d8563f2d40e216700c5b041f36a361b4 avena-sativa-300x225 ac38532b05842f520fb28e3211db7ecc

El equipo de Giralt, que también es catedrático de la Universidad de Barcelona, estudia venenos de araña, escorpión y otros animales. Uno de sus trabajos más recientes es un nuevo péptido derivado de la apamina, un componente del veneno de abeja. A diferencia del original, este no es tóxico, pero consigue alcanzar el cerebro, por lo que se podría usarse para transportar un fármaco hasta él. Hay unos seis laboratorios en el mundo que trabajan en péptidos similares, señala Giralt. “Nuestra originalidad es que los que hacemos son muy resistentes, aguantan días o semanas en la sangre, en lugar de pocos minutos”, resalta.

“Tu cerebro tiene tantos capilares que puestos uno detrás de otro medirían 600 kilómetros”

Uno de sus proyectos es atacar los glioblastomas, tumores cerebrales muy difíciles de erradicar con fármacos convencionales. Junto al oncólogo Joan Seoane, del Instituto de Oncología Vall d’Hebrón, el equipo va a intentar curar a ratones a los que se les ha trasplantado tumores cerebrales de pacientes reales. Otra molécula similar, desarrollada por la empresa Iproteos con la que colabora Giralt, ha mostrado resultados prometedores en ratones para tratar el déficit cognitivo asociado a la esquizofrenia. Si todo va bien, los ensayos clínicos con pacientes podrían comenzar en 2016. Y más allá, el grupo de Giralt también colabora con Marcelo Kogan, de la Universidad de Chile, para usar nanopartículas de oro como si fueran antenas. Una vez llegadas al cerebro, estas se unirían a las placas amiloides que caracterizan a la enfermedad y ayudarían a eliminarlas con la ayuda de pequeñas dosis de radiación externa.

El equipo de Barcelona no es el único que usa patógenos como aliados. En EEUU, un equipo de la Universidad de Harvard, la de Yale y la de Texas Tech emplean el virus de la rabia para llevar hasta el cerebro pequeños fragmentos de ARN capaces de revertir enfermedades infecciosas causadas por el virus del Nilo Occidental o la encefalitis japonesa transmitida por mosquitos. “El problema es que nuestro método solo consigue llevar al cerebro cantidades limitadas de ARN”, explica Manjunath Swamy, uno de los responsables de la investigación. “Por eso creo que intentar otros métodos como el de Giralt es muy útil”, reconoce.

a72bf37627101304ab1cf7057456df20

‘El Quijote’ por sílabas

Esta semana, otro equipo, en este caso de una farmacéutica de EEUU, consiguió eliminar la splacas que pueden causar el alzhéimerusando otro tipo de proteínas capaces de traspasar la barrera hematoencefálica: anticuerpos como los que usa el sistema inmune. Estos anticuerpos tienen dos brazos. Con uno se unen a un nutriente básico para el cerebro, el hierro, y penetran sin problemas hasta su interior. Una vez dentro, usan su otro brazo para bloquear una enzima clave para la producción de la proteína cuya acumulación en el encéfalo caracteriza a la enfermedad de alzhéimer. “Nuestro objetivo es tratar enfermedades neurodegenerativas”, explica Joy Yu, una de las responsables del estudio, “pero creemos que un enfoque similar se puede usar en muchas otras dolencias neurológicas”, comenta.

En cualquier caso estos avances llevan mucho esfuerzo y tiempo. Giralt tardó 10 años en crear un péptido capaz de entrar en una célula y llevaba desde 2005 intentando desarrollar proteínas capaces de entrar en el cerebro, algo que comienza a conseguir ahora. “En el fondo lo que estamos haciendo es descifrar el lenguaje de las proteínas”, dice. “Por ahora ya sabemos el abecedario y algunas sílabas, pero nos enfrentamos a El Quijote y tenemos que entender la trama”, concluye.

Fuente:

http://elpais.com

¿POR QUÉ EL OTOÑO ES AMARILLO EN EUROPA Y ROJO EN NORTEAMÉRICA?

10 OCTUBRE 2014

De un tiempo a esta parte, en la economía de la región estadounidense de Nueva Inglaterraestá ganando peso una industria muy peculiar: el otoño. En los últimos años, en estados como Massachusetts, Vermont o New Hampshire, se ha popularizado la actividad del leaf peeping, groseramente traducible como “observación de hojas” y consistente en un tipo de turismo que visita aquellos paisajes para disfrutar de los colores otoñales. La revista Boston Magazine estimaba en 2010 que cada año los leaf-peepers se dejan en Vermont unos 375 millones de dólares. Massachusetts recibe cada octubre dos millones y medio de visitantes, un treinta por ciento de los cuales viaja desde lugares de todo el mundo solo para contemplar el otoño.

OpenMind-ventana-reportaje-otoño-nueva-york-central-park

¿Qué tiene el otoño en Nueva Inglaterra? La respuesta es una espectacular gradación de tonos que, como describía el poeta neoyorquino Walt Whitman, comprende “rojo, amarillo, pardo, púrpura, y verdes claro y oscuro”. Cualquiera que lo haya comprobado por sí mismo puede certificar que Whitman no pecaba de exceso de imaginación, a pesar de que en Europa estemos acostumbrados a otoños en los que podríamos adjetivar los colores con muchos matices, pero siempre del amarillo. El fenómeno de que en los otoños de América y Extremo Oriente predominen los rojos, frente a los amarillos europeos, es conocido desde antiguo. Sin embargo, no tan inmediato es comprender el porqué y, mucho menos, el para qué.

OpenMind-ventana-reportaje-otoño-paris-torre-eiffel

Pero comencemos, como en toda historia, remontándonos al origen. En primavera los árboles y arbustos caducifolios empiezan a producir hojas, los generadores de energía de los vegetales. La planta aprovecha el sol y los nutrientes de la estación favorable para invertir un gran esfuerzo en fabricar hojas y atiborrarlas de clorofila, el pigmento verde capaz de convertir la luz solar y el dióxido de carbono en energía y compuestos orgánicos. Junto a la clorofila se encuentran otros pigmentos amarillos y anaranjados llamadoscarotenoides, como los que dan color a las zanahorias, pero sus tonos quedan enmascarados por el verde.

OpenMind-ventana-reportaje-otoño-tokio

Al llegar el otoño, la planta debe recoger velas y prepararse para aguantar los rigores del invierno en un estado de mínima actividad. Las hojas ya no son necesarias, así que la planta deja de producir clorofila y recicla hacia su cuerpo leñoso todos los valiosos nutrientes de sus paneles solares. La hoja muere; pero antes, la ausencia de clorofila deja al descubierto los colores amarillos de los carotenoides. Cuando la hoja se seca y cae del árbol, ya no es más que una cáscara vacía sin nada aprovechable.

Sin embargo, en los árboles americanos y asiáticos sucede algo insólito. Al llegar el otoño,los árboles comienzan a fabricar otro pigmento llamado antocianina, de color rojo. Esto explica el porqué de la diferencia de colores. Otra cosa es entender con qué fin la planta invierte tanto empeño en producir un nuevo pigmento cuando la hoja está a punto de desecharse.

Hasta aquí, los hechos. La pregunta que surge es qué sentido biológico tiene la producción de antocianina y por qué los árboles europeos prescinden de ella. Respecto a lo primero, una teoría sugiere que el color rojo disuade a los insectos. Los áfidos, o pulgones, evitan poner sus huevos en las hojas con antocianina, que las plantas fabrican como señal de “peligro, productos químicos defensivos”. Así, el beneficio es mutuo: los pulgones saben cómo eludir las plantas que podrían matarlos, y estas consiguen evitar la infestación. Los defensores de esta hipótesis la proponen como un ejemplo de coevolución entre un parásito y su hospedador.

Aunque existen otras teorías sobre la función de la antocianina, es esta explicación la que tomaron como premisa los investigadores Simcha Lev-Yadun, de la Universidad de Haifa-Oranim (Israel) y Jarmo Holopainen, entonces en la Universidad de Kuopio (Finlandia) y hoy en la Universidad de Finlandia Oriental. Desde este país escandinavo, el científico israelí explica que en 2008 llegó a Finlandia para tratar de entender el enigma de los colores del otoño en Europa y América. “Alquilé un coche y salí a los bosques para observar por mí mismo qué sucedía”, recuerda Lev-Yadun.

“La naturaleza te enseña cosas que los libros no pueden”.

“Al segundo día, me hallaba en el centro del cinturón que estaba en pleno apogeo de la coloración amarillo-dorado. Conduje unos 600 kilómetros desde Kuopio y vi millones de árboles amarillos, pero también millones de arbustos rojos creciendo bajo los árboles”, relata Lev-Yadun. “En una de mis paradas, mientras tomaba fotografías y notas de campo, comprendí el principio”.

Según Lev-Yadun y su colega Holopainen, que conoce todos los secretos de la ecología local, los árboles y sus insectos atacantes están expuestos a temperaturas extremas en invierno, mientras que los arbustos quedan cubiertos de nieve; “tienen un iglú natural”, señala Lev-Yadun. Así, los árboles no precisan el color rojo porque sus parásitos mueren durante la estación fría, mientras que los arbustos escandinavos necesitan mantener esta protección. Esto fue “el primer paso en la resolución del enigma”, apunta el investigador.

Siendo así, ¿por qué los árboles americanos y asiáticos se han visto obligados a conservar sus señales de advertencia, mientras que los europeos han podido prescindir de ellas? Para resolver el misterio, los científicos ampliaron su foco de estudio a las condiciones geográficas y climáticas en la historia reciente del planeta, y advirtieron una curiosa circunstancia: en Europa las principales cadenas montañosas discurren de este a oeste, mientras que en América y Asia lo hacen de norte a sur. Los humanos vivimos en la Glaciación Cuaternaria, una Edad del Hielo marcada por períodos glaciales, de frío más intenso, y otros interglaciales, como el actual, con temperaturas más moderadas. “De otros estudios sobre los cambios climáticos globales, especialmente en el Pleistoceno, sabíamos que las extinciones [debidas al frío] han sido mucho más fuertes en Europa a causa de la dirección de las montañas”, explica Lev-Yadun. Es decir, que en América las especies, incluyendo los parásitos de las plantas, pudieron emigrar al norte o al sur en función de las condiciones del clima, mientras que en Europa las cordilleras se lo impedían y morían atrapadas por los hielos. Libres de la infestación, los árboles europeos pudieron prescindir del caro peaje de producir antocianina.

“Las diferencias en la riqueza biológica, las extinciones desiguales, la fisiología de los insectos y los distintos mecanismos de defensa de las hojas rojas y amarillas, todo ello combinado respalda la hipótesis”, afirma Lev-Yadun. El trabajo de ambos investigadores, publicado en la revista New Phytologist, “atrajo mucho interés de la comunidad científica y de los medios, hasta tal punto que algunos lo vieron como la solución a muchas incógnitas y dejaron de estudiar la coloración del otoño”. “Pero aún tenemos muchas preguntas que tardaremos años en responder”, concluye el científico.

Javier Yanes para Ventana al Conocimiento

Fuente:

http://www.bbvaopenmind.com