FRANKESTEIN EN LA CONSULTA

0a4cf4fd2c913b3e93d953e843591a90

OPINIÓN / PARTICIPACIÓN

LA GESTIÓN INCIERTA

por Sergio Minué. Profesor de la EASP   |  18/06/2014 00:00

“¿Acaso te he pedido, Hacedor, que de esta acción me hicieses hombre? ¿Fui yo quien pidió que me alzases de las sombras?
El Paraíso Perdido. John Milton. 1667.

Mary Shelley reconoció desde el principio la influencia de Homero, Shakespeare o Milton en Frankestein. Una obra maestra que comenzó como un divertimento, una forma de pasar el rato en los alrededores de Ginebra en las tardes lluviosas en torno a un fuego, en el verano de 1816, junto a su marido Percey Shelley, Lord Byron y el Dr. Polidory (médico personal de éste). De antiguas lecturas, largas conversaciones y alguna pesadilla surgió un monstruo que no tenía el más mínimo interés en ser creado, pero que una vez puesto en pie acaba rebelándose contra su creador: “Tu me creaste, pero ahora yo soy tu dueño”.

2d8feb63fff8f422a22c99a7fad78253

En su ensayo Humanismo en tiempos de mediciones, publicado en el BMJ, David Loxterkamp reflexiona sobre la creación de un nuevo monstruo que ha acabado ocupando buena parte de nuestras consultas y, lo que es peor, de nuestro tiempo. Como Frankestein, el nuevo monstruo (cuya cabeza es una pantalla de ordenador), necesita continua atención y alimentación, dirigiendo el flujo y propósito de los encuentros clínicos que antaño estaban centrados en las necesidades del paciente. Si en Estados Unidos las consultas de un médico de atención primaria duran unos 11 minutos de media ( aquí ya sabemos que el tiempo es sensiblemente menor) , el tiempo que transcurre desde que el paciente comienza a hablar hasta que es interrumpido es solo de 22 segundos, según publicó hace años Langewitz, también en el BMJ: solo 22 segundos para acertar a describir con precisión lo que le ocurre a uno y a menudo ni entiende. En esos 5, 7 o 10 minutos, ¿a quien atiende el médico realmente? Por desgracia cada vez menos a quien entra por la puerta. Loxterkamp describe pormenorizadamente el largo listado de peticiones que exige el monstruo: medicaciones, protocolos o procesos de intervención, últimas cifras de presión arterial, glucemia o colesterol, que centran la atención de los profesionales, porque de ello depende una parte importante de su salario. Como sostiene Loxterkamp todo ello ha moldeado inexorablemente la forma en que escuchamos y atendemos. Registrando cada vez más datos que nunca previamente habíamos atendido, pero que ahora reportan beneficios (en dinero o reputación).

f59a8553ea6a384aee8d1264d0d7b840

En un estudio precioso publicado en el BMC Family Practice, Chew- Graham y colaboradores describen a donde ha llevado el modelo de pago por desempeño implantado en 2004 en Reino Unido (Quality Outcomes Framework), y que sirvió de inspiración a buena parte de nuestros sistemas de incentivos. Según ellos, los profesionales sanitarios utilizan la consulta como un medio de “vigilancia” de los pacientes. Éstos acuden pasivamente “para el escrutinio”, pero abandonan la consulta con muchas necesidades biomédicas, emocionales o de simple información sin resolver. La reciente revisión de Roland y Campbell sobre el QOF en New England(sin duda dos de los mayores expertos en el mundo en la investigación sobre los efectos de los incentivos en los sistemas sanitarios) refrenda esa idea: el pago “por hacer” modifica la conducta de los clínicos; intensifica el uso de la historia electrónica porque es el único lugar en que se certifica el trabajo, uso que adquiere un peso abusivo en el encuentro entre paciente y profesional. Las preocupaciones de aquel pasan a un segundo o tercer plano, porque al fin y al cabo no reciben compensación. Como escribe Loxterkamp, los pacientes no son solo extensas plantaciones de datos que debe cosechar el médico; no son solo acertijos en busca de soluciones. Ellos buscan también ayuda, y a través de sus gestos, posturas y andares nos indican donde y como proceder. Eso lleva tiempo, tiempo para mirarles a la cara en lugar de a un reloj, una pantalla, un listado.

c2f38a8acabd21ab975f9cd1114bdab8

Aún puede que no sea demasiado tarde para recuperar el espacio sagrado del encuentro con los pacientes, que no ocupa evidentemente toda la agenda de un clínico, pero precisa de un respeto hoy devaluado (lo que Gervas y Pérez Fernández llaman ” las consultas sagradas” ). Se precisa rescatar lo que hacían los viejos sanadores de pueblo, en palabras del Dr. Oz: un lugar seguro para la conversación. Conversaciones que permitan descubrir las verdaderas preocupaciones de los pacientes en lugar de seguir contando judías con nombre de parámetros clínicos. Conversaciones que puedan concluir preguntando a los pacientes si sus narraciones han sido escuchadas, sus necesidades atendidas, nuestros hallazgos suficientemente explicados.

Aún hay tiempo para recuperar el control sobre el monstruo, antes de que acabe devorando la verdadera razón de ser de una consulta.

Fuente:

http://www.diariomedico.com

Anuncios

UN PLACEBO PODRÍA AYUDAR A LOS NIÑOS PEQUEÑOS QUE SUFREN TOS

 viviendosanos.com.wp-content.uploads.2010.11.eucalyptus-oil_thumb

vacunatosferina

PEDIATRÍA

NÉCTAR DE AGAVE

Tanto el néctar de agave como el placebo son más efectivos que la ausencia de tratamiento para los síntomas de la tos en los niños pequeños.

Redacción. Madrid   |  28/10/2014 18:00

julia-desinfizieren

Jarabe para la tos

Tanto el néctar de agave como el placebo son más efectivos que la ausencia de tratamiento para los síntomas de la tos en los niños pequeños, según el estudio de un equipo de investigadores del Penn State College of Medicine, publicado en Archives of Pediatrics & Adolescent Medicine. Los resultados sugieren que un placebo podría ayudar a los niños más que la denominada espera vigilante, aunque no se han detectado diferencias en la acción de uno u otro.

En 2007, el equipo de  Ian Paul, profesor de pediatría, ya descubrió que la miel era más eficaz que el placebo para la tos de los niños, y la de agave posee propiedades físicas similares y no implica riesgo de botulismo infantil como la miel, no recomendada en menores de un año. La tos es un síntoma frecuente en bebés y niños pequeños, y es una de las razones más comunes por las que se acude a consulta. Sin embargo, no suele apoyarse el uso de fármacos para la tos aguda, sobre todo en los niños más pequeños.

remedios-naturales-para-la-tos-seca Peligros-Automedicacion-Ninos-Autoprescripcion-Farmacos ginger-tea

En ausencia de tratamientos eficaces, los médicos pueden sentirse presionados para prescribir antibióticos. No obstante, un placebo para la tos en los niños pequeños podría reducir esas prescripciones inapropiadas.

Fuente:

http://pediatria.diariomedico.com

NUEVO MÉTODO PARA PREVENIR Y CURAR LA INFECCIÓN POR ROTAVIRUS

4fac06ef65a31166c2310c9031fc3d10

0b2d5593bfd1d4581ec7b26a7a773e77 1cb6836e45b1989159e30ac4fcbea70a

PEDIATRÍA

ESTUDIOS EN RATONES

La proteína bacteriana flagelina acitva el sistema inmune innato, lo que prevenir y curar la infección por rotavirus.

2a43ea467da58172c53d0efc06d64b08

REDACCIÓN  22 DE NOV, 2014

La activación del sistema inmune innato con la proteína bacteriana flagelina podría prevenir y curar la infección por rotavirus, una de las causas más comunes de diarrea grave, según un trabajo de investigadores de la Universidad Estatal de Georgia, en Estados Unidos, que describe el método como un nuevo medio para prevenir y tratar la infección viral en un artículo que se publica en la edición de este viernes de Science.

La investigación, realizada en ratones, fue dirigida por Andrew Gewirtz y Benyue Zhang, del Instituto de Ciencias Biomédicas del Estado de Georgia, e incluyó a colaboradores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Emory, el Colegio Baylor de Medicina, la Facultad de Medicina de la Universidad de Vanderbilt, Genentech Inc. y la Universidad Estatal de Pensilvania, todas ellas, instituciones de Estados Unidos.

3b4898682b33fbd04315c400a52e2dcf 9785451e48a99ce17764b6947dcceac7

La flagelina detuvo rápidamente el rotavirus, activando el sistema inmune innato y proporcionando una respuesta inmediata a los patógenos al producir dos proteínas: la interleucina-22, que impide que el virus entre en las células, y la interleucina-18, que elimina el rotavirus existente de las células infectadas.

El efecto antiviral de la proteína bacteriana fue completamente sintetizado usando las proteínas de interleuquina. “Hemos descrito una forma completamente nueva de combatir una infección viral mediante el uso de un activador derivado de bacterias del sistema inmune” ha afirmado Gewirtz.

b346a75a341393cadf0cc6f6c85f88e0

20dc89c8fa806b579c6220a6be4400f7

Algunas infecciones virales pueden prevenirse mediante vacunas, que “enseñan” al sistema inmune a adaptarse para reconocer virus específicos y ciertas infecciones virales son gestionadas mediante el uso de medicamentos que atacan directamente el virus, pero estos enfoques suelen requerir años de investigación y desarrollo y son de aplicación general a un solo virus. “Lo que hemos hecho es activar, en términos generales, el sistema inmune innato de una manera que probablemente impedirá una amplia gama de virus”, afirma Gewirtz.

Los investigadores esperan que el método específico utilizado en su trabajo, con flagelina o las proteínas IL-22 e IL-18 que genera, puede ser eficaz contra una variedad de infecciones virales crónicas del sistema digestivo como el norovirus y el virus de la hepatitis C. El equipo ahora está planeando realizar estudios en humanos para probar esta hipótesis.

c9dfb2bc6d734d13c2848553fd4e192a

b83290085c62966ef4b360098d71306b

MÁS SOBRE PEDIATRÍA

dbc1518fbf599d4d6ff23d4ce235ac8c

Fuente:

http://pediatria.diariomedico.com

EL 80% DE LOS NIÑOS CON TDAH TIENE BAJO RENDIMIENTO ESCOLAR

trastornos-de-la-alimentacion1 1371033437
TRASTORNOS INFANTILES / HIPERACTIVIDAD
18 DE NOVIEMBRE,2014
E. Marín – 16 de noviembre de 2014
El 80% de los niños con TDAH tiene algún tipo de dificultad con los aprendizajes. Se trata de problemas diversos que pueden ir desde la dislexia o la discalculia, hasta problemas para atender en clase, hacer los deberes o de comprensión lectora. De esta manera, los resultados académicos no tienen correlación con los esfuerzos que han realizado. Así lo puso de manifiesto ayer la psicóloga Ana Miranda Casas durante su intervención en la VI Jornada sobre TDAHen Palencia, en la que participaron más de 300 personas.
trastorno-deficit-atencion-hiperactividad psicologia
«Con una capacidad normal, cuando uno realiza esfuerzos tiene sus resultados, pero en estos niños no es así. Tienen muchas dificultades de llegar al estado óptimo en los aprendizajes», destacó por su parte el presidente de la Asociación TDA-H Palencia, José Antonio Hoyos.
hiperactividad
Para paliar los efectos del trastorno se utilizan una serie de tratamientos farmacológicos, que nunca deben venir solos. «Lo recomendable es un tratamiento combinado: una medicina que ayude a paliar los síntomas y un tratamiento psicoeducativo  e individualizado hacia el menor. Que se le ayude con estrategias que, poco a poco vaya desarrollando, para controlar mejor los síntomas que padece», explicó Isabel Hernández Otero, psiquiatra infanto-juvenil.
no-toda-actividad-es-hiper
En dicho sentido, añadió que «este tipo de tratamientos es como cuando un niño padece asma: si se le quita, el niño se ahoga. En ocasiones no lo requerirá, pero en otras sí. Anivel adulto, la mitad de los niños necesitará tratamiento  farmacológico mientras que los otros tendrán un mayor control de los síntomas». Este «trastorno neurobiológico», muchas veces es «incontrolable», por lo que depende de la genética y del desarrollo de la persona afectada el que mejore o no.
hiperactividad_infantil-b
ninos-problema_aislados
Respecto al hecho de que estos menores puedan sentirse incomprendidos en muchos ámbitos, Hernández Otero cree que «queda trabajo por hacer para que la sociedad entienda que no es mala educación o no querer, sino no poder, ya que el primero que sufre es el menor». Respecto a que en la actualidad parezca que se etiqueta a muchos menores asegurando que sufren este trastorno, Hoyos insiste en que desde las asociaciones se  apela a que los diagnósticos cada vez sean «mejores y más correctos». «Para eso están los profesionales, que son quienes deben decidir si es un niño movido o padece TDAH», dijo.
corteza prefrontal_thumb[2]
Cada vez hay mejores fármacos y más herramientas para ayudar a estas personas, por lo que se pide apoyo para que estos menores superen sus dificultades y no sean catalogados como niños más ineficaces. «Un niño con un TDAH tratado puede llegar lejos», concluyó Hernández.
deficit_de_atencion
ETIQUETAS →
Fuente:

LOS 8 BOSQUES MÁS BONITOS DEL MUNDO

VENENOS PARA CURAR EL CEREBRO

f15bfdaa4b5f4720d80dc30fad3d4a06

NEUROCIENCIA

Investigadores españoles imitan tóxicos de abejas, escorpiones y arañas para desarrollar nuevos fármacos contra enfermedades neurológicas

9 NOV 2014 – 12:55 CET

Ernest Giralt con parte de su equipo en su laboratorio del Institut de Recerca Biomedica de Barcelona (IRB). / MASSIMILIANO MINOCRI

Hay algo que una simple abeja puede hacer mejor que muchas empresas farmacéuticas: llegar con su veneno al sistema nervioso central. Por eso algunos equipos de investigación estudian las sustancias que segregan avispas, abejas o escorpiones con la esperanza de desarrollar nuevos fármacos. En España, uno de esos equipos ha creado un nuevo tipo de moléculas a imagen y semejanza del veneno de abeja que podría servir en un futuro para tratar muchas enfermedades del cerebro, desde el alzhéimer a laesquizofrenia pasando por el cáncer.

Credit: Robert Ludlow. Wellcome Images

“Creo que somos el único grupo del mundo que está estudiando venenos para intentar llevar al cerebro nuevos fármacos”, explica Ernest Giralt, químico e investigador del Instituto de Investigación Biomédica (IRB), en Barcelona. Giralt coordina el programa de química y farmacología molecular en su instituto. Su especialidad son los péptidos, pequeñas proteínas como las que segregan algunos animales venenosos y que se pueden diseñar para que tengan propiedades a la carta.

Uno de sus proyectos es atacar los glioblastomas, tumores cerebrales muy difíciles de erradicar

6c9222d804f720eaffe3a9e7d85ad6da49e21e2e289548c4a835d74ad75c0f01

“Tu cerebro tiene tantos capilares que puestos uno detrás de otro medirían 600 kilómetros y ocuparían una superficie de 20 metros cuadrados”, explica. Todo ese entramado compone la llamada barrera hematoencefálica, un muro responsable de proteger a este órgano de virus, microbios y otros ataques. Esta muralla, dice Giralt, es la responsable de que “la tasa de éxito de los nuevos tratamientos para el sistema nervioso central sea tan patéticamente baja”.

Y la necesidad de llegar al cerebro es grande. Por ejemplo, en los últimos 50 años apenas se han creado nuevos fármacos contra muchas dolencias psiquiátricas. Mientras, enfermedades neurodegenerativas sin cura como el alzhéimer amenazan con convertirse en una epidemia en las envejecidas poblaciones de los países desarrollados.

e91e6a2f8d5060705e017bb1dfc760ef dd440e42ac16e58cd75f70e7b1387b7f d8563f2d40e216700c5b041f36a361b4 avena-sativa-300x225 ac38532b05842f520fb28e3211db7ecc

El equipo de Giralt, que también es catedrático de la Universidad de Barcelona, estudia venenos de araña, escorpión y otros animales. Uno de sus trabajos más recientes es un nuevo péptido derivado de la apamina, un componente del veneno de abeja. A diferencia del original, este no es tóxico, pero consigue alcanzar el cerebro, por lo que se podría usarse para transportar un fármaco hasta él. Hay unos seis laboratorios en el mundo que trabajan en péptidos similares, señala Giralt. “Nuestra originalidad es que los que hacemos son muy resistentes, aguantan días o semanas en la sangre, en lugar de pocos minutos”, resalta.

“Tu cerebro tiene tantos capilares que puestos uno detrás de otro medirían 600 kilómetros”

Uno de sus proyectos es atacar los glioblastomas, tumores cerebrales muy difíciles de erradicar con fármacos convencionales. Junto al oncólogo Joan Seoane, del Instituto de Oncología Vall d’Hebrón, el equipo va a intentar curar a ratones a los que se les ha trasplantado tumores cerebrales de pacientes reales. Otra molécula similar, desarrollada por la empresa Iproteos con la que colabora Giralt, ha mostrado resultados prometedores en ratones para tratar el déficit cognitivo asociado a la esquizofrenia. Si todo va bien, los ensayos clínicos con pacientes podrían comenzar en 2016. Y más allá, el grupo de Giralt también colabora con Marcelo Kogan, de la Universidad de Chile, para usar nanopartículas de oro como si fueran antenas. Una vez llegadas al cerebro, estas se unirían a las placas amiloides que caracterizan a la enfermedad y ayudarían a eliminarlas con la ayuda de pequeñas dosis de radiación externa.

El equipo de Barcelona no es el único que usa patógenos como aliados. En EEUU, un equipo de la Universidad de Harvard, la de Yale y la de Texas Tech emplean el virus de la rabia para llevar hasta el cerebro pequeños fragmentos de ARN capaces de revertir enfermedades infecciosas causadas por el virus del Nilo Occidental o la encefalitis japonesa transmitida por mosquitos. “El problema es que nuestro método solo consigue llevar al cerebro cantidades limitadas de ARN”, explica Manjunath Swamy, uno de los responsables de la investigación. “Por eso creo que intentar otros métodos como el de Giralt es muy útil”, reconoce.

a72bf37627101304ab1cf7057456df20

‘El Quijote’ por sílabas

Esta semana, otro equipo, en este caso de una farmacéutica de EEUU, consiguió eliminar la splacas que pueden causar el alzhéimerusando otro tipo de proteínas capaces de traspasar la barrera hematoencefálica: anticuerpos como los que usa el sistema inmune. Estos anticuerpos tienen dos brazos. Con uno se unen a un nutriente básico para el cerebro, el hierro, y penetran sin problemas hasta su interior. Una vez dentro, usan su otro brazo para bloquear una enzima clave para la producción de la proteína cuya acumulación en el encéfalo caracteriza a la enfermedad de alzhéimer. “Nuestro objetivo es tratar enfermedades neurodegenerativas”, explica Joy Yu, una de las responsables del estudio, “pero creemos que un enfoque similar se puede usar en muchas otras dolencias neurológicas”, comenta.

En cualquier caso estos avances llevan mucho esfuerzo y tiempo. Giralt tardó 10 años en crear un péptido capaz de entrar en una célula y llevaba desde 2005 intentando desarrollar proteínas capaces de entrar en el cerebro, algo que comienza a conseguir ahora. “En el fondo lo que estamos haciendo es descifrar el lenguaje de las proteínas”, dice. “Por ahora ya sabemos el abecedario y algunas sílabas, pero nos enfrentamos a El Quijote y tenemos que entender la trama”, concluye.

Fuente:

http://elpais.com

LOS ANCESTROS DE LOS PRIMEROS EUROPEOS SOBREVIVIERON A LA ÚLTIMA GLACIACIÓN

d72bb38230c40271e4e2d8ce6b5375fd

0fa4f96db5b68087613d29bf20bc6635

CIENCIAS NATURALES: Ciencias de la vida

Kostenki 14 es el nombre por el que los paleontólogos conocen a un hombre que vivió en el oeste de Rusia hace más de 36.000 años. El ADN de sus restos fósiles ha revelado que cazadores y agricultores del Paleolítico, de piel y ojos oscuros, superaron la última edad de hielo, colonizaron Europa, se mezclaron con neandertales hace 54.000 años y después se dividieron en al menos tres grupos antes de que Kostenki 14 viviera.

SINC   06 noviembre 2014

1 / 1

Cráneo de K14. / Peter the Great Museum

El análisis del ADN del fósil de Kostenki 14 o K14, un hombre que vivió en el oeste de Rusia hace más de 36.000 años, ha revelado que los ancestros de los primeros europeos sobrevivieron a la última glaciación. Las piezas básicas del genoma europeo moderno son, por tanto, más antiguas de lo que pensaban los científicos. Su origen se remonta al Paleolítico Superior, hace entre 50.000 y 100.000 años.

d22f016ff3f85e24072a44b8bedb005d

El estudio, que se publica esta semana en la revista Science y que ha sido liderado por el Centro de GeoGenética de la Universidad de Copenhague (Dinamarca), traza un calendario más detallado de la historia de los primeros europeos, que aún sigue sin estar del todo escrita. Según los nuevos hallazgos, las tierras de Europa fueron colonizadas durante 30.000 años por una única ‘metapoblación’ formada por cazadores y agricultores del Paleolítico, que superaron la última glaciación.

El ADN de K14 era similar a Mal’ta, un chico de 24.000 años de edad hallado en el centro de Siberia

cc2be48c7b01365b3336066d44326ca0

Los ‘abuelos’ de los humanos modernos salieron de su tierra original, en África, y se dispersaron por Eurasia. Después de mezclarse con neandertales –en un encuentro que el nuevo estudio data hace 54.000 años– la población ancestral enseguida se habría dividido en “por lo menos” tres grupos iniciales (desde Eurasia occidental, Asia oriental y un linaje desconocido), cuyos descencendientes desarrollarían toda la diversidad de rasgos que hoy puebla Europa. Esa separación sucedió hace menos de 36.000 años.

“Cada grupo tuvo una trayectoria propia, se mezclaron los unos con los otros en función de sus distribuciones geográficas, y estas seguían su propia dinámica en función de los efectos de la última glaciación en los ecosistemas de Eurasia”, dice a Sinc Marta Mirazón Lahr, directora del Laboratorio Duckworth en la Universidad de Cambridge y coautora del estudio.

c8dd1b57a570cd7a78285c54d0b0e8b8

Las comunidades se mezclaron y fragmentaron, sufrieron cambios culturales, pasaron por un cambio climático, pero siguieron unidas por el mismo hilo genético, que no cambió de manera significativa hasta que los vecinos granjeros de Oriente Medio llegaron hace 8.000 años, trayendo con ellos la agricultura y un color de la piel más claro.

El análisis genético de K14 demuestra que antes de que él viviera, los ancestros de los europeos modernos “ya se habían separado de los otros grupos, y que a partir de entonces se formó la metapoblación europea, en la cual pequeños grupos de cazadores se expandieron, colonizaron nuevos territorios, se aislaron, adquirieron algunas características propias, y luego se extinguieron o se volvieron a mezclar con otros grupos de europeos”, explica Mirazón Lahr.

bce9dd948126d76fac4a42edfbbb8b96

Este proceso creó periodos de unidad cultural sobre espacios inmensos que acabaron durante el último máximo glacial, “cuando la población europea se fragmentó en refugios ecológicos”, apunta la coautora. En este periodo, algunas poblaciones pudieron sobrevivir a la fase climática extrema y seguir acumulando sus características genéticas. Ejemplo de ello son los pueblos mesolíticos de Europa.

Según los análisis, el ADN de K14 era similar a Mal’ta, un chico de 24.000 años de edad hallado en el centro de Siberia, que pertenecía a los europeos del Mesolítico. Pero además, K14 compartió muchas variantes de genes con los granjeros europeos del Neolítico y de poblaciones contemporáneas de Oriente Medio.

ad92def8ba34f9efcd50a80a78f14908

Un único encuentro con neandertales

El análisis de K14 recoge además otras informaciones. Una de ellas apunta a las interacciones prehistóricas con los neandertales. “El genoma de Kostenki, al tener más de 36.000 años, tiene la misma edad que las últimas poblaciones neandertales en Europa, y podría inclusive, haber sido mitad neandertal. Pero no es así”, subraya Mirazón Lahr.

K14 pudo albergar cerca del 1% más de ADN neandertal que los humanos modernos

Según el estudio, el genoma de K14 sugiere que hubo “un único momento de mezcla en el cual nuestros ancestros tuvieron individuos neandertales dentro de su grupo”, añade la científica. K14 pudo albergar cerca del 1% más de ADN neandertal que los humanos modernos. Esto se debe a que los genes no tuvieron tanto tiempo para combinarse después del cruce entre neandertales y humanos.

9343267fb9d9c5adb7e442e045e081ab

Este evento ocurrió hace unos 54.000 años, al principio de la historia evolutiva de los pueblos que dejaron África.

Otro aspecto que revela el genoma de K14 es su aspecto. “Ahora sabemos que las poblaciones paleolíticas de Europa tuvieron piel oscura hasta hace muy poco. K14 tenía también piel oscura y sus ojos eran marrones”, asegura la investigadora.

Los resultados muestran una compleja imagen de la colonización de Europa por los humanos y sugieren que las contribuciones genéticas de los primeros euroasiáticos a las poblaciones modernas europeas no llegaron a través de diversos eventos migratorios desde Asia hacia Europa, sino por un flujo de genes procedente de varias direcciones.

022d08706559def759604adb99b985ce

Referencia bibliográfica:

A. Seguin-Orlando et al. “Genomic Structure in Europeans dating back at least 36,200 years” Science 6 de noviembre de 2014

Zona geográfica: Internacional
Fuente: SINC